¿Qué hacemos?

El Observatorio Judicial es una base de datos apolítica y objetiva sobre la actividad y el funcionamiento del Órgano Judicial. Sus objetivos incluyen recopilar, organizar y publicar información sobre el anterior y ser una fuente confiable, respetada y consultada frecuentemente en la materia.

Noticias por año

Corte Suprema de Justicia retrasa nombramiento de 135 jueces en todo el país

Tomado de La Prensa Gráfica, 17 de septiembre 2012

CNJ señala a magistrados de la Corte Suprema de Justicia por incumplir los plazos estipulados en la ley para iniciar proceso de selección de jueces y magistrados.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) mantiene 135 plazas vacantes de jueces en juzgados de paz, en tribunales de primera instancia y en cámaras de segunda instancia de todo el país, según el último informe de la Unidad de Selección de Magistrados y Jueces del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ).

La Corte no ha elegido a 36 jueces propietarios y de 62 suplentes porque no ha solicitado al consejo que prepare una lista de candidatos. El consejo, por ley, es el facultado para preparar.

El artículo 62 de la Ley del Consejo Nacional de la Judicatura dice que para el nombramiento la Corte debe solicitar al pleno del consejo, dentro de los sesenta días siguientes a la fecha de la vacante, las ternas correspondientes.

“La Corte tiene 60 días desde que queda una vacante en un tribunal para solicitar la terna correspondiente. La Corte no cumple ese plazo, porque aquí vemos la cantidad de vacantes que hay donde no se ha pedido ternas”, señaló el jefe de la Unidad de Selección, Gonzalo García.

De las 135 vacantes, la CSJ solo ha solicitado las ternas para 37 juzgados. Ha pedido, por ejemplo, perfiles para ocupar el cargo de juez suplente primero de lo civil de San Salvador. Ante la ausencia de un titular en un juzgado de paz, por ejemplo, la Corte Suprema se ve en la obligación de enviar a un suplente, en caso que lo hubiera, o a un juez de otro tribunal, muchas veces desde otros departamentos.

El retraso en los nombramientos no se debe a la falta de presupuesto en el Órgano Judicial. La CSJ aprobó el pasado 6 de septiembre un bono para 9,412 empleados por un total de $1.8 millones. El dinero salió de la partida de economías salariales.

“El retraso no está asociado a la crisis reciente (por inconstitucionalidades), porque estas vacantes tienen más de un año. Es algo que ya se viene manejando así. Desconozco a qué se debe que ellos no nos pidan las ternas, pero lo óptimo debería ser, tal como lo manda el artículo 62 de nuestra ley, que se cumpla con el carácter de oportunabilidad”, señaló García.

Lo que diga la Corte

La Corte tiene una comisión dedicada solo al estudio de los candidatos a jueces. Esa comisión está integrada por los magistrados Rosa María Fortín, Rodolfo González y Sidney Blanco. Se consultó a Fortín, vía correo electrónico, los motivos del retraso. La magistrada escribió: “Tenemos bastantes ternas pendientes. Si solo fuese de pedir y nombrar parte sin novedad, pero nosotros entrevistamos antes de proponer y eso requiere de nuestro tiempo. Hay vacantes de propietarios y suplentes, y a veces las ternas son muy buenas, pero a veces nos cuesta mucho lograr un acuerdo”.

En la anterior administración de la Corte, los nombramientos de jueces, al igual que la depuración, se estancaron en Corte Plena porque los magistrados nunca alcanzaban los ocho votos necesarios para autorizar la elección de uno de los 135 jueces.

Cuando la comisión de jueces de la Corte envía una petición de ternas al CNJ, este último, según el artículo 62 la ley del consejo, cuenta con ocho días hábiles para enviar las propuestas.

García recomienda una reforma a la Ley del Consejo Nacional de la Judicatura que permita al CNJ proponer de oficio las ternas ya que, según el miembro del consejo, esto agilizaría el proceso.

La Unidad de Selección de candidatos a jueces y magistrados tiene un manual donde están delimitados los requisitos para ser juez y magistrado. Ese manual fue aprobado por los consejeros en 2010. Incluye, entre otras cosas, que los candidatos deben cumplir con los requisitos constitucionales de idoneidad, competencia y moralidad.

Hay un banco de 3,043 abogados que están en la lista de elegibles para ser funcionario judicial. Todos los abogados que después de tres años no actualizan su documentación automáticamente, según lo establece el manual, quedan fuera de cualquier proceso de selección.

García señala que el retraso de los nombramientos en la Corte genera un desfase en la elaboración de los perfiles dentro del consejo. La Unidad de Selección pide información de los abogados a la Fiscalía General de la República (FGR), a la Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos (PDDH), a la Corte de Cuentas, a la Procuraduría General de la República y a la Sección de Investigación Profesional de la CSJ.

“Vamos tratando que ellos nos den la información oportunamente. Estamos tratando de hacerlo en un período de seis meses. El registro es de 7,000, pero son solo tres mil elegibles porque algunos no se preocuparon por actualizar sus datos. Las investigaciones llevan un margen de seis a sus meses de desfase”, precisa García.